Manifiesto filosofia. Responsabilidad política y ciudadana


MANIFIESTO FILOSOFIA.

RESPONSABILIDAD POLITICA Y CIUDADANA.

Con motivo de la celebración el jueves 16 de noviembre del Día Mundial de la Filosofía, señalamos que, en momentos críticos como el actual contexto político que se vive en Catalunya y en el conjunto del Estado, el menoscabo educativo e institucional de las humanidades, y en especial de la filosofía, se hace manifiestamente grave.

Primero: porque la filosofía es una aspiración a saber, y por lo tanto implica la apertura a nuevos y desconocidos espacios de conocimiento, al contraste de las convicciones y a la comprensión de las razones del “otro”. Se contrapone por propia idiosincrasia a posiciones maximalistas e inamovibles y se atiene a la autocrítica como principal motor de acción reflexiva.

Segundo: porque la filosofía se conjuga con el desarrollo de otras disciplinas, especialmente relevantes para el momento actual como son el Derecho o la Ciencia Política, lo que la convierte en un elemento de enriquecimiento para todas las especialidades. Cuestiones como legitimidad, legalidad, soberanía, institución pública, responsabilidad ciudadana…, en definitiva, democracia, son temas de preocupación constante para la reflexión filosófica. No hay crítica sin praxis filosófica.

Tercero: porque la filosofía forma parte de la vida cotidiana de las personas y sus relaciones ciudadanas. Todas y cada una de las personas nos confrontamos y posicionamos ante las cosas que suceden a nuestro alrededor, y eso ya implica un proceso de reflexión y de crítica reconocible en la filosofía. Es tarea de cada ciudadano y ciudadana dar respuesta de sus posicionamientos y procurar dotarse de mejores y nuevas herramientas para interpretar los acontecimientos.

Cuarto: en democracias avanzadas la vida pública exige de ciudadanos y ciudadanas que participen de manera activa y crítica en el desarrollo de la vida social, cultural y política de su entorno. Es obligación moral de las instituciones públicas procurar e incentivar en todo caso el desarrollo crítico y activo de la ciudadanía y facilitar sus procesos de participación cualitativa. Sin ello no hay vida democrática ni esfera pública.

Quinto: porque la filosofía, al situarse entre la conciencia de ignorancia y la voluntad de conocimiento, permite adoptar una actitud imaginativa y realista a la vez para la resolución de conflictos sociales y una alternativa a aquellas que reducen la complejidad a elementos binarios y unívocos. En momentos de crisis y de demanda de nuevos paradigmas de comprensión eso se convierte en un bien especialmente necesario.

Por todo esto, siempre, pero particularmente hoy, consideramos importante no dejar de recordar que la práctica y promoción de la filosofía es un elemento deseable para el despliegue de una sociedad abierta, dinámica, justa y a la altura de las exigencias de tolerancia que las relaciones personales exigen.

Firmantes:

Miquel Seguró
Daniel Innerarity
José Antonio Pérez Tapias
Victoria Camps
Jesús Adrián Escudero
José Luis Villacañas
Anna Pagès
Manuel Fraijó
Fernando Broncano
Mar Rosàs
Manuel Cruz
Camil Ungureanu
Antonio Valdecantos
Daniel Gamper
Juan Antonio Estrada
Josep Ramoneda
Joan-Carles Mèlich
Olga Belmonte
Francesc Torralba
Félix Duque
Ivan Ortega
Rafael Argullol
Alexander Fidora
Lluís Duch
Begoña Roman
Guillem Turró
Francesc Núñez
Miguel García-Baró
Alicia García Ruiz
Adela Cortina
Javier Sádaba
Javier Gomá

fuente: FNUNEZ 9NOV2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s