Archivo de la categoría: filosofía

La Sabiduría

Estándar

En busca de la sabiduría

La filosofía es el estudio de la naturaleza de la realidad y de la existencia, de lo que es posible conocer, y del comportamiento correcto e incorrecto. Proviene de la palabra griega phílosophía, que significa «el amor a la sabiduría». Es uno de los campos más importantes del pensamiento humano, ya que aspira a llegar al sentido mismo de la vida.

Muchos pensadores afirman que el «asombro» es la raíz de la filosofía. De hecho, la filosofía proviene de la tendencia natural de los seres humanos de sentirse asombrados por sí mismos y por el mundo que les rodea.

La filosofía nos enseña a reflexionar sobre la reflexión misma, a cuestionar continuamente verdades ya establecidas, a verificar hipótesis y a encontrar conclusiones. Durante siglos, en todas las culturas, la filosofía ha dado a luz conceptos, ideas y análisis que han sentado las bases del pensamiento crítico, independiente y creativo.

Para la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y la Cultura (UNESCO), la filosofía proporciona las bases conceptuales de los principios y valores de los que depende la paz mundial: la democracia, los derechos humanos, la justicia y la igualdad.

Además, la filosofía ayuda a consolidar los auténticos fundamentos de la coexistencia pacífica y la tolerancia.

 

Encuentro con la Sabiduría

12 La Sabiduría es luminosa y nunca pierde su brillo:

se deja contemplar fácilmente por los que la aman

y encontrar por los que la buscan.

13 Ella se anticipa a darse a conocer a los que la desean.

14 El que madruga para buscarla no se fatigará,

porque la encontrará sentada a su puerta.

15 Meditar en ella es la perfección de la prudencia,

y el que se desvela por su causa

pronto quedará libre de inquietudes.

16 La Sabiduría busca por todas partes a los que son dignos de ella,

se les aparece con benevolencia en los caminos

y les sale al encuentro en todos sus pensamientos.

17 El comienzo de la Sabiduría es el verdadero deseo de instruirse,

querer instruirse, es amarla;

18 amarla, es cumplir sus leyes,

observar sus leyes, es garantía de incorruptibilidad,

19 y la incorruptibilidad hace estar cerca de Dios:

20 así, el deseo de la Sabiduría conduce a la realeza.

21 Si a ustedes, entonces, soberanos de los pueblos,

les agradan los tronos y los cetros,

honren a la Sabiduría y reinarán para siempre.

Libro de la Sabiduría.

Anuncios

Manifiesto filosofia. Responsabilidad política y ciudadana

Estándar

MANIFIESTO FILOSOFIA.

RESPONSABILIDAD POLITICA Y CIUDADANA.

Con motivo de la celebración el jueves 16 de noviembre del Día Mundial de la Filosofía, señalamos que, en momentos críticos como el actual contexto político que se vive en Catalunya y en el conjunto del Estado, el menoscabo educativo e institucional de las humanidades, y en especial de la filosofía, se hace manifiestamente grave.

Primero: porque la filosofía es una aspiración a saber, y por lo tanto implica la apertura a nuevos y desconocidos espacios de conocimiento, al contraste de las convicciones y a la comprensión de las razones del “otro”. Se contrapone por propia idiosincrasia a posiciones maximalistas e inamovibles y se atiene a la autocrítica como principal motor de acción reflexiva.

Segundo: porque la filosofía se conjuga con el desarrollo de otras disciplinas, especialmente relevantes para el momento actual como son el Derecho o la Ciencia Política, lo que la convierte en un elemento de enriquecimiento para todas las especialidades. Cuestiones como legitimidad, legalidad, soberanía, institución pública, responsabilidad ciudadana…, en definitiva, democracia, son temas de preocupación constante para la reflexión filosófica. No hay crítica sin praxis filosófica.

Tercero: porque la filosofía forma parte de la vida cotidiana de las personas y sus relaciones ciudadanas. Todas y cada una de las personas nos confrontamos y posicionamos ante las cosas que suceden a nuestro alrededor, y eso ya implica un proceso de reflexión y de crítica reconocible en la filosofía. Es tarea de cada ciudadano y ciudadana dar respuesta de sus posicionamientos y procurar dotarse de mejores y nuevas herramientas para interpretar los acontecimientos.

Cuarto: en democracias avanzadas la vida pública exige de ciudadanos y ciudadanas que participen de manera activa y crítica en el desarrollo de la vida social, cultural y política de su entorno. Es obligación moral de las instituciones públicas procurar e incentivar en todo caso el desarrollo crítico y activo de la ciudadanía y facilitar sus procesos de participación cualitativa. Sin ello no hay vida democrática ni esfera pública.

Quinto: porque la filosofía, al situarse entre la conciencia de ignorancia y la voluntad de conocimiento, permite adoptar una actitud imaginativa y realista a la vez para la resolución de conflictos sociales y una alternativa a aquellas que reducen la complejidad a elementos binarios y unívocos. En momentos de crisis y de demanda de nuevos paradigmas de comprensión eso se convierte en un bien especialmente necesario.

Por todo esto, siempre, pero particularmente hoy, consideramos importante no dejar de recordar que la práctica y promoción de la filosofía es un elemento deseable para el despliegue de una sociedad abierta, dinámica, justa y a la altura de las exigencias de tolerancia que las relaciones personales exigen.

Firmantes:

Miquel Seguró
Daniel Innerarity
José Antonio Pérez Tapias
Victoria Camps
Jesús Adrián Escudero
José Luis Villacañas
Anna Pagès
Manuel Fraijó
Fernando Broncano
Mar Rosàs
Manuel Cruz
Camil Ungureanu
Antonio Valdecantos
Daniel Gamper
Juan Antonio Estrada
Josep Ramoneda
Joan-Carles Mèlich
Olga Belmonte
Francesc Torralba
Félix Duque
Ivan Ortega
Rafael Argullol
Alexander Fidora
Lluís Duch
Begoña Roman
Guillem Turró
Francesc Núñez
Miguel García-Baró
Alicia García Ruiz
Adela Cortina
Javier Sádaba
Javier Gomá

fuente: FNUNEZ 9NOV2017

La evolución es una Revolución

Estándar

¿Qué es y qué significa la evolución? ¿Qué es y qué, significa la revolución?

Evolución es el desenvolvimiento general de una idea, de un sistema, de una serie de sucesos, de un orden de cosas cualesquiera hasta su complemento e integración; es un movimiento constante en virtud del cual todo se modifica y cambia hasta alcanzar su total desarrollo.

Revolución es y significa en el sentido más lato de la palabra una transformación o una serie de transformaciones, un cambio o una serie de cambios en las ideas morales, en los sistemas políticos, en las creencias religiosas, en la organización de las sociedades, ya afecte a sus costumbres, ya a sus formas gubernamentales, jurídicas y económicas.

Y si la revolución es un cambio o modificación, ¿no es evidentemente un momento necesario del desenvolvimiento evolutivo, no es sin duda un instante preciso de la evolución que se verifica?

“Respeto y admiro a todo el que desde la paz, serenidad y creatividad, desee el progreso y la evolución en lo social, laboral, cultural y en todas las dimensiones, desde la atención y escucha de todas las diferencias y opiniones”.

 

-Verdadero o Falso-

Estándar

Falsa

¿Por qué?

Buscando razones por las que realmente imaginas que estas en lo cierto  y sin embargo te consideran falsa.
captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-23-23-19

Aristóteles Metafísica

Falso se dice, en un sentido, como una cosa falsa, o bien porque los términos no concuerdan, o porque es imposible que concuerden (por ejemplo, si dijéramos que la diagonal es conmensurable, o que tú estás sentado; en efecto, de estas afirmaciones, una es falsa siempre, y la otra, a veces; pues, en este sentido, estas cosas no son). Se llaman también falsas las cosas que, siendo entes, son por naturaleza aptas para parecer o como no son o lo que no son (por ejemplo, el dibujo sombreado y los sueños; pues éstos son ciertamente algo, pero no aquello de lo que producen la ilusión). Así, pues,

captura-de-pantalla-2016-12-23-a-las-0-29-39

las cosas falsas se llaman así o porque ellas mismas no existen o porque la imagen que producen no es real.

Enunciado falso es, en cuanto falso, el de las cosas que no son; por eso todo enunciado es falso si se dice de una cosa que no es aquella de la cual es verdadero; por ejemplo, el enunciado del círculo es falso si se dice del triángulo. Y el enunciado de cada cosa, en un sentido, es uno, el de la esencia; pero, en otro sentido, son varios, puesto que, en cierto modo, la cosa y la cosa con algún atributo es lo mismo, por ejemplo Sócrates y Sócrates músico (y el enunciado falso no es, sencillamente, enunciado de nada). Por eso era una simpleza la opinión de Antístenes al pretender que nada se enunciaba a no ser con un enunciado propio, uno para cada cosa; de donde resultaba que no era posible contradecir, ni casi errar. En realidad, es posible enunciar cada cosa no sólo con el enunciado de ella, sino también con el de otra, de manera falsa incluso totalmente; pero, de algún modo, también con verdad, como si llamamos a ocho número doble con el enunciado de la díada. Estas cosas, pues, se dicen falsas de este modo. Pero un hombre es falso cuando fácil e intencionadamente elige tales enunciados, no por alguna otra cosa sino por eso mismo, y cuando trata de infundir en otros tales conceptos, del mismo modo que decimos que son falsas las cosas que infunden una imagen falsa. Por eso es falso lo que se dice en el Hipias: que el mismo es a la vez falso y verdadero. Considera falso, en efecto, al que puede engañar (y éste es el que sabe y el prudente); y, además, piensa que el voluntariamente malo es mejor. Ya esta falsedad llega por inducción —pues el que cojea voluntariamente vale más que el que lo hace contra su voluntad—, llamando cojear a imitar la cojera, puesto que, si uno es cojo voluntariamente, sin duda es peor, como sucede en las costumbres.

font: iluminación filosófica

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-23-31-33

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-23-53-22

80.- El pensamiento no sólo es el medio de las representaciones, los conocimientos, las teorías sino también el de la fruición, la emoción, el afecto. Y, por esas vías, sirve para producir acontecimientos. A la filosofía práctica le interesa investigar este poder productivo del pensamiento, no en tanto que se refiere a lo exterior, al mundo, como ocurre con las tecnologías materiales, con las prótesis, sino en tanto que se orienta hacia lo interior, a la automorfosis. Así el pensamiento revierte sobre sí mismo como fruición-afección y como representación-conocimiento.

 

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-23-34-03