-Verdadero o Falso-

Estándar

Falsa

¿Por qué?

Buscando razones por las que realmente imaginas que estas en lo cierto  y sin embargo te consideran falsa.
captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-23-23-19

Aristóteles Metafísica

Falso se dice, en un sentido, como una cosa falsa, o bien porque los términos no concuerdan, o porque es imposible que concuerden (por ejemplo, si dijéramos que la diagonal es conmensurable, o que tú estás sentado; en efecto, de estas afirmaciones, una es falsa siempre, y la otra, a veces; pues, en este sentido, estas cosas no son). Se llaman también falsas las cosas que, siendo entes, son por naturaleza aptas para parecer o como no son o lo que no son (por ejemplo, el dibujo sombreado y los sueños; pues éstos son ciertamente algo, pero no aquello de lo que producen la ilusión). Así, pues,

captura-de-pantalla-2016-12-23-a-las-0-29-39

las cosas falsas se llaman así o porque ellas mismas no existen o porque la imagen que producen no es real.

Enunciado falso es, en cuanto falso, el de las cosas que no son; por eso todo enunciado es falso si se dice de una cosa que no es aquella de la cual es verdadero; por ejemplo, el enunciado del círculo es falso si se dice del triángulo. Y el enunciado de cada cosa, en un sentido, es uno, el de la esencia; pero, en otro sentido, son varios, puesto que, en cierto modo, la cosa y la cosa con algún atributo es lo mismo, por ejemplo Sócrates y Sócrates músico (y el enunciado falso no es, sencillamente, enunciado de nada). Por eso era una simpleza la opinión de Antístenes al pretender que nada se enunciaba a no ser con un enunciado propio, uno para cada cosa; de donde resultaba que no era posible contradecir, ni casi errar. En realidad, es posible enunciar cada cosa no sólo con el enunciado de ella, sino también con el de otra, de manera falsa incluso totalmente; pero, de algún modo, también con verdad, como si llamamos a ocho número doble con el enunciado de la díada. Estas cosas, pues, se dicen falsas de este modo. Pero un hombre es falso cuando fácil e intencionadamente elige tales enunciados, no por alguna otra cosa sino por eso mismo, y cuando trata de infundir en otros tales conceptos, del mismo modo que decimos que son falsas las cosas que infunden una imagen falsa. Por eso es falso lo que se dice en el Hipias: que el mismo es a la vez falso y verdadero. Considera falso, en efecto, al que puede engañar (y éste es el que sabe y el prudente); y, además, piensa que el voluntariamente malo es mejor. Ya esta falsedad llega por inducción —pues el que cojea voluntariamente vale más que el que lo hace contra su voluntad—, llamando cojear a imitar la cojera, puesto que, si uno es cojo voluntariamente, sin duda es peor, como sucede en las costumbres.

font: iluminación filosófica

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-23-31-33

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-23-53-22

80.- El pensamiento no sólo es el medio de las representaciones, los conocimientos, las teorías sino también el de la fruición, la emoción, el afecto. Y, por esas vías, sirve para producir acontecimientos. A la filosofía práctica le interesa investigar este poder productivo del pensamiento, no en tanto que se refiere a lo exterior, al mundo, como ocurre con las tecnologías materiales, con las prótesis, sino en tanto que se orienta hacia lo interior, a la automorfosis. Así el pensamiento revierte sobre sí mismo como fruición-afección y como representación-conocimiento.

 

captura-de-pantalla-2016-12-22-a-las-23-34-03

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s