Creatividad. Los 10 trucos para activar tu creatividad.

Estándar

La creatividad juega un papel destacado en nuestras vidas, ya sea al escribir un libro, desarrollar nuestra idea de negocio o implementar una campaña de marketing que sea original. Lo mejor de todo es que aunque nos digan los contrario, en realidad todos somos creativos.
No hay nadie que haya nacido con una alarmante falta de talento y creatividad. Lo único es que hay algunas personas que tienen más facilidad que otras para plasmar sus ideas. Por eso en este artículo te mostramos algunas técnicas que te pueden ayudar.
creatividad 3
1. Un cuaderno siempre a mano
A lo largo del día a todos se nos ocurren decenas o cientos de ideas brillantes. La inmensa mayoría aparecen y desaparecen a tal velocidad que cuando llegamos a casa o a nuestro puesto de trabajo o las hemos olvidado por completo o simplemente queda una borrosa imagen de todo aquello que ha cruzado por nuestra mente.
Una práctica más que recomendable es llevar siempre con nosotros un cuaderno en el que apuntar todo lo que se nos ocurra. Sentarnos y escribir es la mejor práctica para desarrollar nuestra creatividad. Si un cuaderno nos parece demasiado, podemos optar por una pequeña grabadora o incluso utilizar nuestro teléfono móvil para grabar nuestras ideas.
2. Más cultura
Leer, visitar exposiciones, ir al cine, acudir de vez en cuando al teatro, etc.
no sólo son actividades divertidas y recomendables sino que mejoran nuestra creatividad. No sólo nos convierten en una persona más “interesante y culta” sino que en la cultura es donde podemos encontrar nuestra principal fuente de inspiración. ¿Cómo han resuelto otros una situación? ¿Qué podemos aprender de tal o cual personaje?
3. Nuevas experiencias
La rutina, los viejos hábitos, el aburrirnos, etc. no son precisamente nuestros mejores aliados cuando lo que queremos es explorar nuestra vena creativa. Encuentra un hobby que te motive, viaja siempre que puedas, entra en contacto con nuevas culturas, prueba otras comidas, descubre otra música, lee otros libros… en definitiva, atrévete a hacer las cosas de forma diferente.
4. Rompe con la rutina
Por nuestra salud mental, es bueno tener una rutina y unos hábitos con los que nos sintamos cómodos. Sin embargo, no debería ser tan estricta que nos impidiese probar nuevas cosas. Intenta trabajar en sitios diferentes, prueba ir con tus amigos a nuevos sitios, decide que el sábado ya no va a ser el día en que hagas la compra, etc.
5. Brainstorming
El Brainstorming o “lluvia de ideas” es una de las técnicas más conocidas y empleadas en la mayoría de las empresas del mundo que necesitan enfrentarse a un problema o un nuevo reto desde una perspectiva creativa. Aunque una sesión de brainstorming puede ser todo lo compleja que queramos, en realidad para empezar sólo necesitamos un trozo de papel y un bolígrafo.
Escribiremos todas las ideas que se nos pasen por la cabeza, no importa lo absurdas que nos parezcan, durante 15 minutos. Pasado este tiempo nos preguntaremos cuáles son las importantes, las cuestionaremos y elegiremos las mejores.
6. Mapas mentales
Visión de conjunto, resolución de problemas, acción rápida. Éstos son tres de los grandes beneficios que obtenemos si nos familiarizamos con una técnica conocida como “mind mapping” o creación de “mapas mentales”.Al utilizarlos, podemos comprender de un vistazo la estructura básica del asunto o proyecto en el que estamos trabajando, cómo cada parte se relaciona con las demás, y de qué forma encaja toda la información disponible. Es en definitiva, una “hoja de ruta” que nos ayuda a avanzar.
Visión de conjunto, resolución de problemas, acción rápida. Éstos son tres de los grandes beneficios que obtenemos si nos familiarizamos con una técnica conocida como “mind mapping” o creación de “mapas mentales”.
Al utilizarlos, podemos comprender de un vistazo la estructura básica del asunto o proyecto en el que estamos trabajando, cómo cada parte se relaciona con las demás, y de qué forma encaja toda la información disponible. Es en definitiva, una “hoja de ruta” que nos ayuda a avanzar.
7. Encuentra tu momento más creativo
Algunas personas son más creativas a primera hora de la mañana, otras se sienten más inspiradas después de comer, un tercer grupo trabajan especialmente bien por la noche…Ser creativo pasa también por identificar cuándo somos más creativos y utilizar ese periodo de tiempo a nuestro favor.

8. Encuentra el espacio adecuado para tu creatividad
Como en el punto anterior, todos tenemos un espacio en el que nos sentimos especialmente dispuestos para la creatividad. Si en tu caso ese sitio es la mesa de tu despacho, fantástico, pero puede que no sea así. Prueba distintos espacios.
Con el tiempo puede que descubras que te sientes especialmente bien cuando escribes en esa cafetería o que la mayoría de las ideas se te ocurren cuando das un paseo por el parque.
9. Haz ejercicio
“Mens sana in corpore sano” afirmaban los romanos. Y tenían razón. El ejercicio físico no sólo nos sienta bien desde un punto de vista puramente fisiológico, sino que también lo hace desde un punto de vista psicológico. Con el ejercicio liberamos endorfinas que no sólo nos hacen sentirnos bien con nosotros mismos sino que liberan nuestros fluidos creativos.
10. Comparte tus ideas
Nadie es una isla de conocimiento. Al compartir nuestras ideas e inquietudes con los demás, al recabar sus opiniones y puntos de vista, podemos dar alas a una idea que parecía estancada. Es verdad que si nos guardamos para nosotros mismos nuestros “secretos” nadie los podrá copiar, pero también lo es que nos costará mucho más el avanzar hacia un
producto terminado.
haz click para ver mas sobre trucos para ser más creativos.
_Creatividad plano

Las Características de ser un creativo:
1. Curiosidad
No dejes de ser niño la madurez es como la curiosidad.
2. Seguridad. Las personas creativas ven los problemas como una parte natural y normal de la vida – de hecho, usualmente tienen una fascinación hacia ellos, y se ven atraídos.
3. Valentía
Sin retos no existe el placer.
4. Ingenio
Es fácil que algo tenga éxito, lo difícil es el enfoque.
5. Optimista
los problemas pueden ser resueltos. Ningún reto es demasiado grande para ser superado y ningún problema queda irresuelto.
6. Paciente
Muchas veces, grandes ideas empiezan como locuras – si la crítica demasiado pronto, la idea será destruida y nunca se desarrollara.
7. Positivismo
Los errores son fuentes de aprendizaje.
8. Perseverante
Las personas creativas que ven sus ideas realizarse tienen la habilidad de mantenerse al lado y aferrarse a ellas. Esto es lo que separa lo bueno, de lo genial. Perseverar, es la clave.
9. Imaginativo
una mente realmente creativa mientras trabaja cuando están “on fire”, o “en la zona”. Tienen una impresionante habilidad de ver un problema y sus muchas potenciales.
Lleva tu mente a otro plano, la imaginación es la puerta.
10. Mucha personalidad
Mira en tu interior y añádele un poco de aquí y de allá mézclalo y saca un producto nuevo al mercado llamado TÚ.
Saber mirar a tu alrededor te ayudara a ser un marcador de tendencias. La vida es un eterno aprendizaje.

Teside. diario de una directora creativa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s