“flechazo”

Estándar

flechazo
Fue una visión fantástica, de pronto
cegado por la luz de unas pupilas
más negras que la noche, más vivaces
que el vuelo de las pardas golondrinas,
serenas como el hilo transparente
de un manantial de sosegada linfa;
abismos insondables de ternura,
panales de unas mieles que dan vida;
sentí como un aliento misterioso,
tibio aliento cargado de delicias.
Cuál los haces de luz de un sol naciente
que penetra por todas las rendijas,
y al herirnos los ojos nos deslumbra
volcando en nuestras almas su alegría,
la luz de tus ojillos soñadores,
inmensa claridad de llama viva,
con sus ritmos de eterna serenata
volcó una paz de hechizos en la mía.

Desde el instante aquel fui ya un esclavo
de tu dulce mirar y tu sonrisa.
Con cuanta placidez nuestras dos almas
una historia inmortal de amor henchida
hablando en el silencio de los ojos,
tejiendo alegres hilvanes.
Con qué misterio augusto al encontrarse
en medio del espacio, se escondían
las dos miradas, siempre como huyendo
por no morir de dicha.
El niño amor, travieso extendió el arco ,
y al disparar, certera flecha hundía
su hierro en nuestros pechos, de tal modo
que unió en una, dos vidas.
R.A.J.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s